Si no estás acostumbrada a correr este tipo de carreras, aquí te dejamos algunos consejos para poder realizar y disfrutar esta Carrera de la Mujer. Aunque no es una prueba muy dura, son 3 km debes tener en cuenta algunos aspectos:

Antes de la carrera. Ponte en forma.

· Es importante la vestimenta. Si puedes, cómprate un equipo mínimo. Zapatillas de correr, mallas o pantalón corto y camiseta técnica. Es bueno que la ropa sea transpirable. La camiseta que te entregarán el día de la prueba es buena para correr. IMPORTANTE: El día de la carrera no estrenes ropa ni uses nada que no hayas usado antes. Un zapato nuevo, por ejemplo, en la carrera puede causarte molestias o rozaduras. Corre con una ropa que ya hayas probado antes.

· Entrena con moderación. Es bueno salir a entrenar tres días a la semana con uno de descanso en medio. Si llevas mucho tiempo sin hacer deporte, prueba a intercalar unos minutos andando y otros corriendo. Por ejemplo, “tres andando-tres corriendo suave”. Con el paso de los días, ve aumentando el número de minutos corriendo sobre el de minutos andando.

· Empieza con moderación. No intentes “batir tu marca” desde el primer día. Si empiezas a entrenar muy fuerte te agotarás pronto y acabarás abandonando. Ten paciencia. Con el paso de los díes empezarás a mejorar.

·  Sal a entrenar con un grupo de tu mismo nivel. Eso te motivará a seguir entrenando y no saltarte un entreno. Un consejo, mientras corres o andas rápido, ve hablando. Mientras puedas seguir hablando, puedes seguir corriendo. Aún así, si te sientes más cómoda corriendo sola, hazlo.

·  Cada sesión de entrenamiento estructúrala de la siguiente manera:

-  Trote suave o camina rápido durante 1-2 minutos.

-  Estira todos los músculos siguiendo un orden. Por ejemplo desde los pies hasta la cabeza, pero en orden.

- Movilidad articular de todas las articulaciones. Sigue el mismo orden que el de los estiramientos.

-  Realiza La parte principal de la sesión que te corresponda.

-  Al acabar, vuelve a estirar todos los músculos en orden, de pies a cabeza o al revés.

Un chequeo médico nunca está demás.

El día de la carrera

Ante todo disfruta. Esta carrera, su estética y su simbolismo son muy emotivos. Disfruta del día entero de actividades programadas e implícate en las actividades.

Calienta bien antes de la carrera. Un suave trote, estiramientos y movilidad articular. Asegúrate que sales a correr con el cuerpo “a tono”.

Al igual que en los entrenamientos, no empieces muy fuerte. Ve a tu ritmo y aumentándolo progresivamente hasta que te sientas cómoda, al igual que en los entrenos. En la carrera irás más rápida que en los entrenamientos, ya lo verás.

No te olvides de sonreír al entrar en META.

Al terminar la prueba, abrígate, estira, bebe líquidos y come algo de fruta. Te ayudará a recuperarte antes.